Rodrigo Espíndola: Prohibido olvidar


Te pido que por un momento no pienses en los colores de tu camiseta, trata de olvidar por un instante tu bandera política, tu ideología, tus gustos y estilo de vida. El 13 de mayo de 2016, Rodrigo Espíndola, futbolista de Nueva Chicago, fue víctima de un intento de robo, que termino apagando sus sueños y la esperanza de dejarle a su hijo una Argentina mejor.

Rulo, como era conocido, tenía 26 años y defendió la camiseta de Chacarita, Racing (donde solamente disputó algunos partidos en reserva) y Chicago.



En la madrugada del 13 de mayo de 2016, Rodrigo regresaba, junto con su mujer y su hijo, a su vivienda en Monte Grande, cuando fue sorprendido por delincuentes. En el intento por defender a su familia y que los malvivientes no ingresen a su domicilio, recibió un disparo en el tórax, falleciendo a las pocas horas en el Policlínico Santamarina de Esteban Echeverría



En una de las entrevistas más duras y emotivas que me tocó realizar, tuvimos la posibilidad de hablar con Ramón Espíndola, papá de Rodrigo, quien muy amablemente y con la voz entrecortada, se refirió a la causa y cómo era rulo con la familia y amigos

¿Cómo está la causa hoy en día?

- Lo que me comunica el abogado que nos representa, es que estamos a poco tiempo del juicio. Está todo encaminado. Ellos están apresados, faltan algunas pruebas más que pidió la fiscalía pero la causa está bien.

Por el caso de Rodrigo Espíndola, seis personas se encuentran detenidas y acusadas de haber participado del asalto que terminó con la vida del futbolista

¿Crees que se va a hacer justicia por rulo?

En nuestro caso, la fiscalía actuó de manera correcta, no hubo puntos negros. Creo que va a haber justicia, pero jamas va a ser la que uno quiere, porque nadie nos va a devolver a nuestro hijo.


"Como padres, la misión que nos queda es que la memoria de Rodrigo no se pierda"

¿Cómo era Rodrigo en la familia y con sus amigos?

- Era muy amigo de sus amigos, siempre los iba a defender a morir como lo era con sus seres queridos, justamente por ser como era, paso lo que paso. En la familia era un hijo espectacular, somos muy familieros y él lo era todo. Era la chispa y las ganas. Podía tener sus malhumores pero siempre estaba alegre. Yo estoy en paz con él, porque nos dijimos todo lo que nos teníamos que decir, el te quiero, un abrazo, era constante. No nos quedo nada para decirnos


Ramón recordó cómo era la vida de Rodrigo y el fútbol: "Murió mal pero vivió bien. Hizo lo que más le gustaba hacer. Nosotros como familia, le queríamos dar todo, un estudio y un titulo. Un día nos tuvimos que sentar a hablar y me dijo que quería seguir como futbolista y iba a dejar de estudiar. Antes de frustrarlo en las dos cosas en la vida, lo apoyamos en su carrera, donde por su perseverancia llegó a donde pudo llegar", expresó su padre, con lagrimas en sus ojos

¿Cómo fue la relación con el mundo del fútbol en este tiempo y cómo quedaron las cosas con la dirigencia de Chicago desde lo económico? 

- En lo económico, tratamos de no meternos porque no nos correspondía hacerlo. Después con respecto al mundo del fútbol tengo relación con la gente de Chicago, voy a la cancha y llevo la bandera de rulo. No tengo mucho trato con los dirigentes. Si acepto que me hayan dado la chance de ir a la cancha como también Chacarita. Siempre voy a estar muy agradecido al hincha y a la gente de ambos clubes

Hoy, sábado 13 de mayo, se va a realizar una misa en homenaje al primer aniversario de la desaparición física de Rodrigo Espíndola. Será a partir de las 19 horas, en la Parroquia de Monte Grande.


Ahora que leíste este artículo, recordá tu camiseta, ideología política, la grieta y mirá a tus seres queridos y reflexionemos, si este país que estamos construyendo, es el que le queremos dejar a nuestros hijos y nietos. ¡JUSTICIA POR RULO!

De Mariano Peralta (@mh_peralta)
Fotos: Infobae, Cadena 3, TyC Sports, Mundo Chicago y InfoRegión

Agradecimiento a Ramón Espíndola por la predisposición y acompañarlo tanto a el, como a la familia y amigos de rulo en este día tan difícil.

Comentarios